Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 991 vistas

Imprimir

Posted in:

Pegar chicles en esculturas ya no se verá como un acto vandálico

Bien podría ser esta escultura una obra estratégica por parte de alguna marca de gomas de mascar como Trident o Bubbaloo, pero no, es solo una cabeza gigante que se instaló en la calle y que se presta para que las personas peguen sus chicles.

Notas relacionadas:
La nueva revolución: la sociedad mexicana se viste de negro y toma las calles en busca de justicia #20NovMx – Fotografías
Los clásicos vochos verdes chilangos son el tema de inspiración de las fotografías de una artista belga
¡Fuera la convencionalismo en display! Esta tienda marca tendencia

Esta escultura permite que las personas de alrededor interactuen con ella y participen en la intervención colocando su goma de mascar sobre la cabeza sin preocuparse de que alguien los vea.

gumhead-sculpture1-660x440

Como parte de un movimiento sin fines del lucro, esta pieza es solo un ejercicio para que las personas tiren los chicles en los botes de basura y no en objetos públicos o abajo del escritorio o cama, como normalmente lo hacen.

La pieza lleva por nombre Gumhead y se creó con un propósito, que su cabello esté lleno de chicles, pesadilla de muchas personas. Lejos de parecer que se arruina una obra, ese el propósito de esta pieza, llenarse de gomas de colores y fomentar el arte con esta golosina.

Quien quiera puede participar en esta escultura de Doug Coupland, quien escogió en color negro y la resina para llamar la atención. La instalación fue colocada en Vancouver, Canada, dando como resultado toda una gama de chicles masticados. Sin duda un trabajo interactivo que cumplió su propósito inicial.

gumhead-sculpture4-660x990

gumhead-sculpture3-660x440

gumhead-sculpture5-660x988

gumhead-sculpture2-660x662

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *