Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 1,549 vistas

Imprimir

Posted in:

Los 7 pecados capitales del diseño de e-mailing

El creativo visual Mario García Cruz reflexiona acerca de los errores que se suelen cometer, desde la creatividad visual, al desarrollar campañas de emailing. Dichas deficiencias ha decidido nombrarlas como los 7 pecados capitales del e-mail marketing.

Prácticamente todos poseen una cuenta de correo electrónico y este medio se ha consolidado como vínculo de comunicación por excelencia para las personas, entre otros aspectos, gracias al desarrollo del e-mailing y la emisión efectiva de mensajes significativos.

Para tener vínculos efectivos de comunicación el emailing se convierte en un objeto de diseño que requiere poseer elementos visuales capaces de llamar la atención y centrarla en los contenidos que se exponen.

El creativo visual Mario García Cruz, de la firma Another Company, reflexiona acerca de los errores que se suelen cometer, desde la creatividad visual, al desarrollar campañas de emailing. Dichas deficiencias ha decidido nombrarlas como los 7 pecados capitales del e-mail marketing, los cuales se enumeran a continuación.

1. Orgullo o el pecado de no ser responsive
La tasa de apertura de e-mails a través de dispositivos va en aumento si consideramos que en Latinoamérica nueve de cada 10 personas conectadas a internet cuentan con un dispositivo móvil según el Estudio IMS Mobile en LatAm 2016. Si no tienes un diseño responsivo porque lo consideras innecesario, estás cometiendo uno de los peores errores y pecados. No sólo perjudicas tu campaña de marketing, también pierdes una gran cantidad de posibles clientes.

2. Envidia o no enviar contenido de valor
Si ganaste un suscriptor, debes mantenerlo interesado en tus productos y en lo que tienes que decir. No generar contenido de valor dificulta generar el engagement para convertir a los clientes en compradores leales. De acuerdo al estudio Do your subscribers read your emails? de TechnologyAdvice Research, tres de cada 10 usuarios marcan como spam los correos que no incluyen información relevante.

3. Gula o el exceso de malos asuntos
El subject de los correos electrónicos es tu carta de presentación y lo primero que los lectores ven en su bandeja de entrada. A partir de ese momento, toman la decisión de leer el e-mail o simplemente ignorarlo. Escribir malos asuntos disminuye la apertura de correos y, por ende, tu cartera de clientes. Recuerda que este elemento también determina si una persona se suscribe o te coloca en la bandeja spam.

4. Avaricia o el error de enviar muchas (o pocas) promociones
Si envías una cantidad exagerada de correos promocionales, los suscriptores se sentirán saturados y menos motivados a adquirir tus productos o servicios. Por otro lado, si nunca envías e-mails relevantes o de interés para los lectores, corres el riesgo de ser olvidado o no ser considerado como un negocio serio. Un estudio de MarketingSherpa reveló que 63 por ciento de los lectores prefieren recibir correos promocionales una vez a la semana.

5. Pereza o la apatía de analizar resultados
Analizar los datos de tu campaña te brinda la información necesaria para descubrir qué errores estás cometiendo, cuáles son tus áreas de oportunidad y qué debes cambiar o potenciar dentro de ella. Estudiar resultados representa la oportunidad perfecta para conocer más a tus clientes y el ambiente en que se desarrollan por el simple hecho de disponer de información relevante como cuál es la tasa de apertura y cuántas conversiones de suscriptor a comprador se han generado.

6. Ira o todo lo contrario a personalizar y humanizar los correos
Uno de los elementos clave a considerar a la hora de crear tus contenidos, es la personalización de los mensajes. Habla con los lectores y resuelve sus necesidades, también ofrece artículos que sean de su interés y crea lealtad, atracción y amistades largas. Según el mismo estudio de TechnologyAdvice Research, 23.9 por ciento de los encuestados consideran que las empresas deberían enviar promociones y ofertas personalizadas para mejorar sus estrategias.

7. Lujuria o la ausencia de un call to action
Un correo debe incluir todos los elementos necesarios para enganchar al lector e invitarlo a comprar tus productos o contratar servicios. Un indispensable en la lista son los llamados a la acción o call to action. Estos botones deben ser muy llamativos y, a su vez, fáciles para que el usuario pueda darles clic. No incluirlos en el cuerpo del texto, o hacerlo mal, da como resultado menos conversiones de lector a comprador, lo que disminuye las ventas.

Aléjate del pecado, toma nota junto con iContact, la plataforma que ayuda a las compañías a generar campañas de e-mail atractivas, y evita reducir el ROI y la efectividad de tus estrategias comerciales con los mejores consejos del e-mail marketing.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Alejandro Rodríguez Durán

Comunicólogo egresado de la Facultad de Ciencias políticas y Sociales. Apasionado de la fotografía, el buen sazón y el canto.

5595 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *