Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 3,778 vistas

Imprimir

Posted in:

El síndrome de la hoja en blanco

El síndrome de la hoja en blanco tiene que ver mucho con tu día a día y las vivencias que vas teniendo, nosotros como creativos tenemos que estar viendo y escuchando miles de cosas.

¿Cuántas veces no nos ha pasado que tenemos una idea genial y en nuestra mente se ve simplemente espectacular, pero que al momento de quererla plasmar simplemente hay una fuga de información a la altura del codo y el canal que da con nuestro cerebro hasta nuestras manos simplemente no funcionan?

Tenemos varias formas de derrotar el famoso síndrome de la hoja en blanco, si no tienes alguna idea clara o todavía no la tienes bien bajada, te recomiendo distraerte, ya que si estamos dándole vueltas a una idea esta terminará por frustrarnos, así que lo mejor es que salgas a caminar, leas un libro, escuches música o enciendas la televisión y verás que cuando menos lo esperes, tu cerebro hará un click para tener la idea de una forma muchísimo más clara.

El momento de plasmarla se vuelve un poco más complicado que la misma idea en sí, ¿por qué? porque nosotros estamos pensando en el resultado final pero no en el proceso que tenemos que llevar acabo para poder realizarla.

Es por ello que llega a existir frustración y una “derrota anticipada” por el hecho de no lograr plasmar lo que tenemos en mente, así que cuando tengas la semilla de la idea, siéntate enfrente de tu lienzo y comienza a bocetar, dibuja, escribe, borra, dibuja, escarba y borra, realiza este proceso tantas veces como sea necesario y vas a ver que conforme avances los bocetos y el tiempo transcurra, tu idea irá tomando forma y cuando llegues al final tendrás uno de dos resultados:

El primero es que lo que trabajaste sea realmente apegado a lo que estabas pensando, mientras que el segundo es tener algo completamente diferente a lo que habías imaginado… como buscar hacer un cuadrado blanco y descubrir que lo que has dibujado es un círculo negro.

Lo maravilloso de la creatividad y de las ideas es que no tienen límites y puedes tener un abanico de oportunidades, lo malo es que no todas ellas son aptas para plasmarlas y hay veces que tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y saber cuando una idea no está yendo por buen camino y poder saber dejarla para tomar otro camino en cuanto al proceso o de plano buscar una nueva idea.

Unas de las mejores formas para poder tener ideas es haciendo cosas nuevas, en la ciudad tenemos muchas oportunidades, tenemos museos, festivales, exposiciones… Haz cosas nuevas, no solamente te ayudara a disfrutar la vida sino que conociendo encontrarás miles de ideas que nunca hubieras tenido si no te ibas a la nueva presentación de ese libro que tal vez no te llamaba la atención y que efectivamente terminaste odiando, pero hasta en ese proceso negativo puedes encontrar nuevas oportunidades ya que tu mente se pone a trabajar con el hecho de decir “yo lo hubiera hecho de este modo” y comienza el proceso de la creación de ese texto, ilustración, o escultura.

El síndrome de la hoja en blanco tiene que ver mucho con tu día a día y las vivencias que vas teniendo, nosotros como creativos tenemos que estar viendo y escuchando miles de cosas, y por ello que cuando estamos sentados en la creación de algo nos distraemos y entramos a páginas web como 9gag, en donde buscamos distraernos y a ojos de otros parece que perdemos nuestro tiempo.

Pero no es así, estamos absorbiendo mucha información que no sabemos cuándo vamos a ocuparla. Hay que aprovechar la ventaja que tenemos de un mundo globalizado y ver lo que se está haciendo en otros países, que tal vez eso es lo que necesitamos para poder avanzar y seguir trazando nuestro camino hacía la meta que cada uno tiene.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *