Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 722 vistas

Imprimir

Posted in:

Crucifijo dorado con forma de genitales masculinos causa indignación

Diseñado por el estadounidense Tom Ford, quien anteriormente ya había sido censurado por una campaña provocativa en la que usaba una botella de perfume como instrumento sexual, vuelve pero con un collar dorado que simboliza una cruz religiosa cuya silueta es la de un pene y testículos.

Notas relacionadas
Top Models se convierten en muñecas de carne y hueso para esta sesión fotográfica
Los anillos de bodas ya pasaron de moda, lo de hoy es tatuárselos – 9 ideas
Axilas de colores, la nueva moda velluda entre las mujeres

Para fomentar las ventas navideñas a través de su sitio web, el diseñador de modas Tom Ford recientemente lanzó un accesorio que en definitiva no todas las mujeres utilizarían, ya que se trata de un crucifijo religioso que se amolda a los genitales masculinos.

o-TOM-FORD-570

La pieza lleva por nombre “The tenis necklace” y tiene un precio de $790 dólares, viene en tres tamaños y sólo se vende por internet. A decir verdad, no es la primera vez que un símbolo religioso es asociado con alguna parte del cuerpo, de igual manera tampoco se niega que el diseñador de esta pieza, uno de los más influyentes dentro de la industria en la actualidad, le gusta jugar con el sexo, la desnudez y la provocación.

A pesar de todos los antecedentes y la apertura mental que se vive en el siglo XXI, existen miembros conservadores que se han quejado del diseño por hacer alusión al pene de Cristo o por querer tachar a la religión de enferma sexual. Miembros de Catholic League, señalaron la homosexualidad de Ford como si eso fuera un insulto. En Twitter, como señala Dazed, se calificó el colgante de ofensivo para arriba.

El recibimiento del accesorio de moda en general ha sido regular en ventas, ya que para muchos no es algo novedoso u ofensivo, pero si algo que sólo algunas personas podrían usar sin vergüenza. Actualmente generar diseños con atributos sexuales es como ir al cine a ver una caricatura, resulta novedoso y morboso al unir lo santo con lo malvado, pero sin caer en lo excesivo. ¿Ustedes qué piensan?

TFPND004D-GDC_GLD_OS_A

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *